Reseña: “El viejo y el mar” de Ernest Hemingway

Es como salir a pescar: puede ser aburrido, pero un ligero roce en los dedos logra hacerte saltar de la emoción.

Anuncios