Breve poesía de San Juan de la Cruz

Sobre San Juan de la Cruz

Juan de Yepes Álvarez, nacido en España, el 24 de junio de 1542, y fallecido en 1591, fue un religioso y poeta místico del renacimiento español. Desde 1952 es el patrono de los poetas en lengua española. El tema principal y casi único en todas sus obras es la unión con Dios. A pesar de que su obra poética no es demasiado amplia, esta entrada no la recopila en su totalidad.

Que lo disfruten, lectores. Hermann Heilner les desea con todo su corazón unas felices fiestas.


Romance 9

Del nacimiento.

Ya que era llegado el tiempo
en que ha de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía,

abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre
en su pesebre ponía,

entre unos animales
que a la sazón allí había:
los hombres decían cantares
los ángeles melodía,

festejando el desposorio
que entre tales dos había;
pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía,

que eran joyas que la esposa
al desposorio traía;
y la Madre estaba en pasmo
de que tal trueque veía;

el llanto del hombre en Dios,
y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro
tan ajeno ser solía.

Finis


Al niño Jesús

Mi dulce y tierno Jesús,
si amores me han de matar,
agora tiene lugar.


Del Verbo divino

Del Verbo divino
la Virgen preñada
viene de camino
si le dáis posada.


Suma de la perfección

Olvido de lo criado,
memoria del Criador,
atención a lo interior
y estarse amando al Amado.


Religioso y estudiante

Religioso y estudiante,
religioso por delante.


Versillos

Para venir a gustarlo todo,
no quieras tener gusto en nada.

Para venir a saberlo todo,
no quieras saber algo en nada.

Para venir a poseerlo todo,
no quieras poseer algo en nada.

Para venir a serlo todo,
no quieras ser algo en nada.

Para ver a lo que no gustas,
has de ir por donde no gustas.

Para venir a lo que no sabes,
has de ir por donde no sabes.

Para venir a poseer lo que no posees,
has de ir por donde no posees.

Para venir a lo que no eres,
has de ir por donde no eres.

Cuando reparas en algo,
deja de arrojarte al todo.

Para venir del todo al todo,
has de dejarte del todo en todo.

Y cuando lo vengas del todo a tener,
has de tenerlo sin nada querer.

Cuando ya no lo quería,
téngolo todo sin querer.

Cuanto más tenerlo quise,
con tanto menos me hallo.

Cuanto más buscarlo quise,
con tanto menos me hallo.

Cuanto menos lo quería,
téngolo todo sin querer.

Ya por aquí no hay camino,
porque para el justo no hay ley;
él para sí es ley.

Subida del Monte Carmelo


Entró el alma…

Entra el alma en el olvido
y sabe más que un punto
que recibiera por junto
con las obras del sentido.

Que mira en Dios lo presente,
lo pasado y porvenir,
y en fe viene a recibir
lo que verá eternamente.

Anuncios

6 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s