La virginidad no existe

Las vestales eran sacerdotisas de la Antigua Roma que debían ser vírgenes por lo menos 30 años; siendo sometidas a muerte cuando no cumplían con su dichosa obligación.

Anuncios